Sigueme en tu correo electrónico!

miércoles, 8 de febrero de 2012

Reanimación cardiopulmonar

Ayer pasé la tarde en un taller de reanimación cardiopulmonar en el mismo Centro de Salud. Por el taller pasamos cada cierto tiempo hasta ahora todos los sanitarios, y ahora también los no sanitarios que trabajamos en la Comarca. Viene bien para fijar conceptos, entrenar habilidades y favorecer respuestas rápidas en caso de que tengamos que actuar ante una parada cardiorrespiratoria.

Comentaba sin embargo con uno de los sanitarios que impartían el taller que nosotros raramente asistimos a una parada cardiorrespiratoria. Generalmente nos llaman y encontramos a la persona con el corazón parado desde hace... pues lo que se haya tardado en llamarnos y lo que hayamos tardado en llegar. Nosotros u otro personal entrenado, como bomberos, policía, etc. Y a veces esos minutos son los que disminuyen la probabilidad de que ese corazón vuelva a latir y ese cerebro vuelva a funcionar.

En la mayor parte de los casos, la gente que presencia un paro cardiaco sois vosotros. El marido, la hija, el señor que pasa por la calle, el que te pasa la bota de vino en San Mamés, el que suda la gota gorda en la bici de al lado en el gimnasio.  Con un mínimo entrenamiento podemos, podeis salvar una vida, mantener el corazón bombeando y el cuerpo mínimamente oxigenado mientras llegan "los expertos".

El área de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Bilbao organiza un taller de Reanimación Cardio Pulmonar los días 21 y 22 de Febrero del 2012, de 11:00 a 13:00 el primer día, con la sesión teórica, y de 11:00 a 14:00 el segundo, con el taller práctico. La actividad es gratuíta y está abierta a ciudadanos de Bilbao mayores de 18 años. Nos podemos apuntar llamando al teléfono 94.420.44.53, de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 antes del 21 de Febrero. Lo imparte Amaia San Emeterio, enfermera del área de Salud y Consumo, y monitores de la Cruz Roja. Más datos aquí.

Si no podeis acudir a este taller o a otros similares que se ofrecen con cierta frecuencia ¿quiere decir que no podeis actuar en caso de presenciar una parada? ¿os vais a quedar cruzados de brazos pudiendo salvar una vida?

Rafa Olalde en su blog nos contaba unas normas muy sencillas, muy fáciles, que pueden inclinar la balanza hacia la vida cuando un corazón se para cerca de vosotros.

Lo primero es ¿qué hacer ante una persona "desmayada"?

Os acercais y valorais si responde a estímulos sencillos (unos golpecitos en la cara, un pequeño movimiento)

Si no responde hay que valorar si respira o no (acercaros a su cara y mirar si el pecho se mueve)

Si respira no esta en parada cardiorespiratoria. Se le coloca en la posición de seguridad y se avisa al 112


Si no respira hay que actuar. Llamada al 112 comunicando una parada (nada de dudas, ni de "a me parece",  ni de "no sé·. HAY UNA PARADA)

Colocate de rodillas al lado de la persona 


y coloca tus manos de esta manera


¿dónde? Sobre el esternón en su parte inferior a la altura de los pezones


Las compresiones deben ser enérgicas ya que deben bajar el esternón de 4 a 6 centímetros en un adulto para ser eficaces.

Hasta ahora se ha recomendado hacer 30 compresiones y dos insuflaciones (boca a boca) pero hoy la tendencia internacional es que es mejor hacer sólamente las compresiones sin parar hasta que llegue la ambulancia.
 
¿Y el ritmo?. Hay un truco para saber cual es el ritmo correcto. ¿Os acordais de la canción de Macarena? Si, la del estribillo

Dale a tu cuerpo alegría Macarena
que tu cuerpo es pa' darle alegría y cosa buena
dale a tu cuerpo alegría Macarena
eeeh Macarena.... aaahe!

Pues ese estribillo va a 100 por minuto y es el ritmo ideal. Todo el mundo se la conoce. Así que os la vais tarareando por los "bajines" y seguís ese ritmo con las compresiones.
 
Con que sepáis esto ya vale. Si vais al cursillo aprendereis alguna cosilla más pero esto es lo esencial

Si hay una persona desmayada

  • Mira si respira 
  • Llama al 112 
  • Inicias las compresiones 
  • En el esternón entre los pezones 
  • Con energía 
  • Y al ritmo de la Macarena 

Y puedes haber salvado una vida  




No hay comentarios:

Publicar un comentario